Se estima que en 2020 habrá millones de puestos sin cubrir por falta de perfiles digitales y tecnológicos cualificados

La falta de estrategia de las empresas respecto a su proceso de transformación digital y de definición de las posiciones que realmente necesitan constituye una de las causas.

 

Se habla de 350.000 puestos sin cubrir en España por falta de perfiles capacitados en competencias digitales. Este dato puede sorprender ante la sensación que produce la fuerte irrupción de la tecnología en todos los ámbitos de la vida. Pero lo cierto es que esta revolución tecnológica conlleva una transformación de los perfiles profesionales y produce mayor demanda que perfiles disponibles en el mercado laboral.

Asimismo, se estima que en 2020 Europa necesitará 8 millones de profesionales en Big Data, de los cuales se cree que 1 millón quedará sin cubrir por falta de candidatos.

Las empresas, de todos los tamaños y de todos los sectores, necesitan cubrir posiciones de reciente creación u otras ya existentes pero que han sufrido una transformación a causa de la digitalización.

 

Falta de estrategia y definición

Una de las causas de esta problemática no es exactamente un déficit de perfiles cualificados, sino una falta de estrategia de las empresas para llevar a cabo la transformación digital y, por tanto, de un organigrama claro y adecuado a las necesidades reales de la organización.

Por otro lado, y en este mismo sentido, una definición incorrecta de las posiciones a cubrir, lo que denominamos job description, también puede conducir a no encontrar candidatos o a contratar un perfil inadecuado.

Ambas cuestiones vienen de la falta de conocimientos de las propias empresas o de sus departamentos de RRHH en este ámbito. Una falta de conocimiento lógica y entendible que puede solventarse con la externalización del proceso de selección, dejándolo en manos de consultoras especializadas en perfiles digitales e IT, como Social You, y buscando asesoramiento para llevar a cabo la transformación digital.

Esta falta de estrategia y definición también lleva a los profesionales cualificados a escoger posiciones en grandes empresas extranjeras con una estrategia más sólida y mucho más avanzadas en el proceso de digitalización o start up’s, las preferidas por los jóvenes por su vertiente innovadora.

“Zapatero, a tus zapatos”

Cómo decíamos, la falta de definición tanto de la estrategia como de la posición que pretendemos cubrir, es una de las más importantes causas de que las empresas no encuentren candidatos con perfiles digitales o IT adecuados.

Si nos detenemos a observar los datos sobre los procesos de transformación digital de las empresas españolas – tan sólo un 2% ha finalizado este proceso –  tiene lógica pensar que éstas no están preparadas para decidir que perfiles necesitan de forma prioritaria, para definir estas posiciones ni tampoco para seleccionar a estos candidatos.

Como suele decirse, “zapatero, a tus zapatos”. Si para realizar una campaña de publicidad contratamos a una agencia, para llevar a cabo un proceso de selección de profesionales de un ámbito que nada tiene que ver con el sector de la empresa será mucho más efectivo dejarlo en manos de una consultora especializada.

¿Cómo vamos a poder evaluar los conocimientos de, por ejemplo, un programador, si no sabemos absolutamente nada sobre java, php o cualquier otra tecnología de este ámbito? En cambio, si la selección y la entrevista son llevadas a cabo por un consultor que, además, es un trabajador en activo y con larga experiencia en la posición que se está seleccionando, el margen de error se reduce sustancialmente.

La brecha entre el sistema educativo y el mercado laboral

Cabe decir que, a pesar de todo ello, el déficit de profesionales cualificados es, en parte, real, puesto que sigue existiendo una brecha entre el sistema educativo y el mercado laboral. La formación en capacidades digitales en las primeras etapas educativas es escasa y sólo el 7% de los jóvenes universitarios opta por carreras tecnológicas.  Las llamadas carreras STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) no logran atraer el interés de los estudiantes.

Así pues, nos encontramos ante un problema que debe resolverse mediante la formación, la adopción de estrategias sólidas por parte de las empresas en el camino a su digitalización y dejando en manos de especialistas estos procesos para obtener los resultados deseados.

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *