¿Qué dice el lenguaje corporal en una entrevista de trabajo?

 

Son las 9 de la mañana y suena tu teléfono móvil.

Un leve cosquilleo te recorre de pies a cabeza. Te apresuras a descolgar, aunque tu voz suena firme y tranquila.

-¿Sí, dígame?. 

– ¿Hablo con Ana Martínez?- dice tu interlocutora con una voz cálida-.

– Sí con ella hablas.- respondes con seguridad-.

– Buenos días. Llamo de parte de Social You. Somos una consultora de RRHH  focalizada en la selección de perfiles digitales. Estamos actualmente seleccionando una posición de Social Media Strategist y dado  que tu CV demuestra tu experiencia en este campo, queríamos convocarte para una entrevista y así valorar tus habilidades. 

Martes a las 18 h en nuestras oficinas. ¿ Te iría bien? 

– Sí perfecto.- Dices con voz segura-.

– Gracias, un saludo.. Quedamos así.- Se despide tu interlocutora-.

 (…)

Este puede ser el comienzo de tu futuro inmediato.

Es la posición que llevas tiempo esperando, que se ajusta totalmente a tu perfil. Aquella  que te permitirá crecer en el ámbito y sector que deseas.

Ahora es el momento de recoger los frutos de todo el esfuerzo realizado en los meses anteriores.

Este es tu momento.

Pero… ¿Cómo enfocarlo?

Preparas tu entrevista repasando minuciosamente tu CV para no incurrir en ningún error imprevisible. ¡Ya lo tienes todo listo!

Pero…. No sólo has de preparar tus respuestas. Hay un aspecto que puedo hablar de ti mucho más de lo que crees.

¡Sí, tu lenguaje corporal! ¿No lo habías pensado?

Tus respuestas pueden estar diciendo una cosa, pero tu forma de estar, tu comunicación no verbal,  puede estar diciendo todo lo contrario.

No subestimes esta característica.

Desde el momento en que traspasas el umbral de la puerta, el entrevistador puede apreciar cierta información de ti a través de tu lenguaje corporal.

Nivel de confianza, nerviosismo, profesionalidad,… Son claves de las cuales se necesita un feedback y una forma rápida de obtenerlo es a través del lenguaje no verbal.

Es importante que seas consciente tanto de tu lenguaje corporal intencional y no intencional.

Debes entender como tu comunicación no verbal se puede aprovechar para fortalecer tus habilidades en una entrevista.Y esta sin duda puede ser la diferencia entre ser seleccionado o no.

¿Preparado? ¿Quieres conocer qué dice de ti el lenguaje corporal?

¡Vamos a ello!

 

1.- Contacto Visual.

El primer contacto visual con tu entrevistador es de suma importancia. El equilibrio en este punto es fundamental; ni mucho ni poco.

Si pecas de fijar la vista en exceso puedes provocar en tu entrevistador un sentimiento incómodo, resultando ciertamente desconcertante.

En cambio si optas por no mirar a los ojos o mirar al suelo, puedes hacer entender al entrevistador cierto desinterés, apatía o desapego.

Una clave para tener éxito en este punto, es mantener los ojos en el rostro de tu entrevistador pero girar tu mirada en torno a sus otros rasgos faciales: ojos, nariz, labios. Esto te acercará visualmente a tu entrevistador pero al no mirar intensamente a los ojos, no causarás ningún sentimiento negativo.

 

2.- Modo de caminar.

 En segundos tu entrevistador puede tomar conciencia de tu idoneidad o no para el puesto especificado. Debes mostrar seguridad y confianza. Camina erguido (no cabizbajo) hacia el lugar de tu entrevista. Caminar con cierta arrogancia puede ser un punto positivo para ti.  Utilízalo. 

 

3.- Las manos: El saludo inicial

Un apretón de manos inicial al comienzo de la entrevista puede ser indicador de tu carisma y confianza.

El apretón de manos ha de ser firme e incorporar el contacto visual constante con la persona a la cual se está saludando. A su vez debe ir acompañado de una sonrisa. Crea empatía. No olvides que al final hablamos de Recursos Humanos y en la época en la que estamos inmersos los RRHH son más humanos que nunca. ¡No lo olvides!

De nuevo aquí la clave es el equilibrio.

Un apretón de manos débil puede ser visto por tu entrevistador como una  señal de falta de confianza, mientras que demasiado fuerte puedes dar la impresión de que eres falso o que de algún modo estarás tratando de compensar tu exceso de saludo por alguna otra razón desconocida.

El apretón de manos perfecto está basado en la confianza y la sinceridad.  Si eres sincero ayudarás al entrevistador a establecer un tono positivo y empático que te ayudará a lo largo de tu entrevista.

 

4. Postura durante la entrevista

El lenguaje corporal influye en cómo nos ven los demás. Es por ello que es sumamente importante mantener una buena postura a lo largo de toda la entrevista.

Una vez ha comenzado la misma mantén tu espalda recta contra el respaldo de la silla y acomódate hacia el fondo de la misma. Este es un punto que denota seguridad y confianza.

Sentado firme y ligeramente inclinado hacia adelante ayudas a demostrar que estás comprometido e interesado en lo que el entrevistador está diciendo.

No cruces los brazos ya que puede ser un reflejo de desconfianza, desinterés o inseguridad por tu parte. Puedes demostrar que en algún punto no estás seguro de lo que manifiestas.

Amy Cuddy, experta psicóloga social nos muestra en su charla “ Las posturas del poder” como mostrar una actitud de seguridad, aunque en realidad te sientas inseguro.

Este hecho incide en nuestros niveles cerebrales de testosterona y cortisol, mejorando así  nuestras probabilidades de éxito en aquello que nos proponemos.

 

5.- Gestos durante la entrevista

Gesticular mientras hablas te hará parecer más animado, amable y optimista y te ayudará a disimular, en el caso que así sea, el posible nerviosismo o inquietud que puedas estar sintiendo.

Las personas que gesticulan, centran más la atención del entrevistador y personal de recursos humanos.

Asiente con la cabeza. Mientras que el entrevistador  te habla denota interés por tu parte. Este percibirá que te sientes cómodo durante la entrevista y que comprendes y entiendes todo lo que te está comentando.

Ligera inclinación. De vez en cuando y de forma fugaz  apoya  tu cuerpo con una leve inclinación. Leve eso sí, nunca te encorves. Inclínate ligeramente hacia delante, manteniendo los hombros hacia atrás y el pecho elevado. Este punto denota la atención que demuestras a tu entrevistador.

 

6.- Modo de hablar

Mantener la calma y hablar lentamente te  ayudará  tanto a suprimir el nerviosismo de la entrevista como a encauzar las preguntas que puedan resultarte más complicadas.

Controlar a su vez tu respiración te ayudará a introducir las pausas necesarias que fijan el interés por lo que tu entrevistador te está preguntando.

Algunos expertos recomiendan la inhalación de aire mientras se escucha la pregunta de un entrevistador y responder al exhalar de forma pausada.

En la mayoría de casos los entrevistadores aprecian una respuesta bien pensada, aún cuando esto implique que te tomes unos segundos para responder de forma correcta.

 

7.- Crea empatía

¡Regala una sonrisa! No hay mejor forma de culminar tu entrevista.

Por último agradece siempre a tu interlocutor el tiempo y el interés demostrado en tu persona.

Tu seguridad, confianza, y carisma se verán incrementados considerablemente.

¿Y tú conoces alguna clave más del lenguaje corporal?

¡Los comentarios son todos tuyos!

Y no te olvides.

Si necesitas seleccionar un perfil digital para tu empresa confía en nosotros.

En  Social You somos expertos en la selección de perfiles SEO, Social Media y Marketing Online.

Si tu empresa necesita este perfil, nosotros somos tu elección!

 Entra en nuestra web www.socialyou.es  y descubre ya las ventajas de ser tu consultora de RR.HH de referencia en perfiles Social Media & SEO.

Y ahora en Septiembre, si indicas que vienes de parte del blog, dispones de una oferta increíble!

¿Te la vas a perder?

 Para packs de contratación de 3 a 4 meses
¡1 semana gratis al final del periodo contratado!
Para packs de contratación de 6 a 8 meses
¡2 semanas gratis al final del periodo contratado!

¡Solicita información ahora!

Recompensa blog

 

 

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *