No-Contratación (1)

Seguimos con nuestro apartado de Mini guías.

En  el pasado post nos adentramos en la forma de convertir un “No en un Sí en  proceso de selección”. Ante todo actitud resilente, y  transformar lo que “a priori” se nos puede antojar como algo negativo, en una circunstancia positiva. Aprender a “aprender” es la máxima, y nunca debemos olvidar este referente.

En este post seguimos con nuestra intención de proporcionar  herramientas a los candidatos, que os ayuden a superar los procesos de selección de forma exitosa.

Desde nuestra experiencia en Social You como Consultoría de RRHH de referencia en el Sector digital/online & IT,  queremos ayudarte en todas las fases de un proceso de selección.

Hoy queremos abordar, no sin una pequeña dosis de riesgo, claro está, las razones que pueden provocar que no seas contratado al final de un dichos procesos.  Decimos riesgo, porque somos conscientes que, en un primer término, las posturas de reclutador y candidato suelen ser antagónicas. Son,  como dos polos opuestos, a veces vistos como enemigos, cuando realmente no es así.

En Social You  queremos acercar posiciones.

Los reclutadores no son enemigos  que van a analizar hasta la última coma de tu comportamiento. En nuestro caso, en muchas ocasiones conocemos al cliente, sabemos cómo se comporta, que busca, cual es el perfil que más se ajusta a él… Y esa información siempre la intentamos trasmitir y valorar en las entrevistas que realizamos.

En muchas ocasiones, la razón por la que no superas un proceso de selección,  no estriba en que seas un buen candidato, o que tengas un excelente bagaje técnico,…  sino que en múltiples ocasiones el ajuste con el cliente final, es fundamental y obedece a otras premisas paralelas como: el trabajo en equipo, actitud positiva, empatía, etc…

Son todas circunstancias que no debemos dejar de tener en cuenta.

Desde Social You y desde nuestra experiencia queremos  que conozcas algunas de las razones por las que pueden no contratarte, así las  podrás tener en cuenta en los próximos procesos en los que participes y subsanarlas para que tu el siguiente sea todo un éxito.

¿Nos acompañas?

3 Razones que provocan que no te contraten.

1.- Actitud en la entrevista: “Nunca negativo”.

La Consultoría de RRHH acaba de contactar contigo y te cita para reunirte en sus oficinas para dentro de 2 días. Preparas la entrevista con todos los datos que te han facilitado.

Tu CV es justo el adecuado para el puesto por lo que tienes grandes posibilidades de conseguir la posición.  Revisas de forma precisa todos aquellos aspectos que pueden llevarte a realizar una entrevista con éxito. Hasta aquí perfecto.

Ha llegado el día D. Somos conscientes y no vamos a engañar a nadie,  y hacemos hincapé en que todas las entrevistas alteran de alguna forma tus nervios de acero. Por muchas entrevistas que hayas realizado, siempre tienes esa extraña sensación de “examen final”. Hoy no tienes uno de tus mejores días. Llevas cierto tiempo buscando esa posición que te haga salir de la situación de desmotivación laboral actual en la que te encuentras. Has tocado techo, como se suele decir.

Llegas desmotivado, y pensando que es un entrevista más. ¡Warning!. ¡Botón rojo!.  Esta actitud derrotista será captada por tu interlocutor, qué pensará que más que a una entrevista, vienes al matadero directamente.

Debes desterrar esa actitud. Trasmite ilusión, motivación y ganas de conseguir  el puesto.

consejoConsejo: Ofrece tu mejor “yo”. ¡Se empático y trasmite positividad, amabilidad y energía!.

 

2.- Pruebas Complementarias: “Dedica tiempo”.

¡Bien! Has superado la primera fase, la entrevista con la Consultoría de RRHH  ha sido todo un éxito. Has ofrecido tú mejor yo, y has mostrado actitud positiva, ganas e interés.

En dicha entrevista, previa a la del cliente final , te ha sido solicitada  la realización de una prueba complementaria, para valorar tus habilidades técnicas en relación a la posición en cuestión.  El proceso se encuentra en una de sus primeras fases pero su resolución será mucho más rápida de lo que cabría esperar.

Ni que decir tiene, que en muchas ocasiones el cliente solicita cubrir la posición con la celeridad del rayo, por lo que todo el proceso cae en cascada, a velocidad de vértigo.

Lo sabemos, tienes poco tiempo para realizar la prueba, trabajo, familia, etc… pero es realmente importante que centres tus esfuerzos en la realización de la misma. Todas tus buenas habilidades mostradas en la entrevista, pueden desmoronarse si el reclutador advierte que has dedicado apenas 5 minutos de tu tiempo en elaborar un informe deprisa y corriendo. Puedes ser conciso, pero no en exceso. Es el momento de poner “ toda la carne en el asador”. Dedica el tiempo justo, pero necesario, ni más ni menos.

consejoConsejo: Muestra toda la amplitud de tus habilidades técnicas.

 

3.-  Idiomas: “Mejor no mentir”.

 Te encuentras en la entrevista final con el cliente. Es el momento clave, pero hete aquí que dicha entrevista, tal y como te fue indicado en la primera fase, se desarrolla en un idioma que no es tu lengua materna, ya sea inglés, francés,… Este punto es clave, y la máxima es no mentir ante todo.

Si se requiere, por ejemplo,  un nivel “bilingüe de inglés” para una posición en concreto,   es mejor que si no se posee dicha aptitud,  lo indiques desde un principio.

Como poco podemos vernos envueltos en una situación que nos haga sacar los colores, y como mucho ser descartados del proceso con un mal sabor de boca.

consejoConsejo:   No mientas en tu nivel de idioma. Te mientes a ti y tus posibilidades de éxito en el proceso.

¿Aventuras alguna razón más?.

¡Los comentarios son todos tuyos!.

Y ¡recuerda!  tanto si estás en búsqueda activa de empleo, como si no lo estás, ahora tienes la oportunidad inscribirte en la nueva página  Social You y acceder a todas nuestras ofertas.

Tu consultoría de RRHH de referencia, en el Sector digital/online & IT.

¡Date de alta ahora! .

 

Enviar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *